lunes, 2 de abril de 2018

Agatha Mercury - Relato



Hace unos días encontré en Twitter una iniciativa que me llamó mucho la atención, se trata de un ejercicio de escritura impulsado por la página literautas.com que consiste en poner en práctica las técnicas de escritura de los autores denominada "Móntame una Escena". La idea de este mes consiste en crear un relato acerca de un autor con miedo al famoso "bloqueo de escritor". La iniciativa me movió, pocas veces tengo la oportunidad de participar en estas actividades, además de que no siempre se cuenta con la inspiración, pero digamos que ya tenía pensado un personaje con este problema. Así que sin más, les presento a Agatha Mercury, el álter ego de una escritora con bloqueo.
 



 Agatha Mercury

Vamos… Agatha Mercury necesita algo.
Necesitamos algo, Agatha Mercury…
¿Por favor…?
Pero no sucede nada.
He seguido todos mis rituales para cuando voy a empezar a escribir una nueva historia: me he dado un baño de burbujas, puesto mi lencería favorita, servido una copa de vino y cortado un trozo de pie de limón, casi como si estuviera coqueteándole al ordenador; pero hoy mis técnicas seductoras se han oxidado pues llevo tres días delante del monitor incapaz de conseguir una frase. Incluso he intentado el viejo método de escribir en mi cuaderno de notas, empleando el mismo lápiz con el que empecé a desarrollar aquel primer borrador que me llevó a un best seller internacional, pero no sucede nada. Es como si se me hubiera privado del privilegio de la creatividad de la noche a la mañana… bueno, desde hace nueve noches, pues desde hace ocho que mi editor está presionándome con una exclusiva de mi próximo éxito… no, perdón, del próximo éxito de Agatha Mercury. Agatha Mercury, este seudónimo que me inventé para tratar de mantenerme lo más privada posible, incapaz de creer que mi primera novela se convertiría en una sensación internacional y que todos querrían conocer a la mujer del nombre fascinante. Agatha Mercury, la de las tormentas de ideas, capaz de crear un sólido manuscrito en veinte días, hoy parece un Sahara. Árida e Infértil de ingenio.
—Vamos, Agatha, tú puedes —le comunico porque Agatha y yo somos dos entes distintos, ella es la Sasha Fierce de mi Beyoncé, la genio, la creativa, yo apenas soy una chica común que un día dejó su pueblecillo y algo más para realizar su sueño de ser editora, incrédula de que terminaría convirtiéndome en escritora.
Spring Falls. Ahí empezó todo.
Los recuerdos me golpean uno detrás de otro.
Spring Falls… el nombre, el pueblo, sus calles y el rostro de un chico se presentan en mi mente para darme una gran idea. La idea más creativa e inesperada que he tenido en mucho tiempo. Cierro la laptop, me pongo un suéter sobre esta ridícula pijama de seda que suelo ponerme cuando a Agatha se le antoja escribir, tomo el cepillo de dientes y lo guardo en una maleta que suelo tener lista para los llamados a firmas y ferias de libros a los que Agatha con su desorganización y falta de sincronización debe asistir, y doy rienda suelta a este arrebato. Agatha podrá ser la de las tormentas, pero yo soy la de los impulsos. Me pongo un poco de rimel en las pestañas y de gloss en los labios, guardo el teléfono y la laptop en el equipaje y localizo el pasaporte, pues, aunque Spring Falls está a una hora en avión. En realidad nunca sé qué lugar me tiene deparado el destino. 

Una hora después 
En la sala de espera del aeropuerto, mientras espero la salida de mi vuelo, se termina mi bloqueo de escritor con Agatha de compañera, haciendo lo que mejor sabe, crear una historia.

martes, 27 de marzo de 2018

La sinopsis en la novela romántica

Como es normal en alguien que le gusta leer y enamorarse de los libros, siempre estoy al acecho de mi próxima lectura a agregar a mi lista interminable de libros por leer. La mayoría de estos libros, ebooks, porque prefiero leer ebooks, tienen títulos llamativos a los que les acompañan unas portadas preciosas, coloridas, Profesionales, que sin duda invitan a su compra... PERO, no voy a negar que cuando me voy a la descripción de la novela, a la sinopsis, muchas veces se me han quitado las ganas de descargarla.

Sucede que muchos autores están básicamente anticipando toda la historia de su novela en la sinopsis y otros revelando muy poco; algunos --esto más que todo lo he visto en las novelas de thriller y policíacas-- sustituyen la descripción del producto por un adelanto del primer capítulo o del prólogo de la obra o la opinión de blogueros o de los lectores. Alto. Yo quiero saber de qué se trata la obra, no lo que opinan los demás; después yo me haré mi opinión sobre la misma. En otros trabajos, como por ejemplo las publicaciones de relatos, he visto que tampoco introducen en concreto al lector en lo que está comprando o lo que va a leer, restándole así mérito a la obra que podría ser potencialmente buena. Pero concretamente en el caso de las novelas románticas, que son las que suelo descargar, y sobre las que quiero generar una crítica constructiva, generalmente me encuentro con un universo de caos. 

Si bien es cierto que para vender hay que exponer lo que se tiene, y sabemos que si decimos en la descripción de nuestro producto que nos vamos encontrar a un multimillonario atractivo, arrogante y lleno de tatuajes, los corazones de nuestros lectores van a palpitar y les hará presionar compulsivamente ese botón de compra en la pantalla del ordenador o del teléfono o la táblet, pero... ¡CUIDADO!, pues también podría suceder lo contrario.
 
No soy especialista en la materia --lejos, ya quisiera--, y posiblemente mis propias sinopsis sean las peores en el universo de las sinopsis, pero la descripción de una novela romántica, además del título y una portada llamativa, debería ser la introducción del conflicto que se nos va a presentar cuando abramos el libro y empecemos a leer. Debe ser elaborada en un PÁRRAFO ÚNICO, que va a ir enlazando las ideas sin revelar todos los giros del libro ni adelantarnos el final, aunque en nuestro caso los desenlaces felices estén cantados. Con sus excepciones. No puede ser un resumen general del libro porque no se trata de una obra no ficción ni de un libro de Historia. Es una novela romántica, basta con darnos a entender de qué se trata y qué es lo que podemos encontrarnos, dejándonos sembrada la curiosidad. Tampoco debería presentar (menos en párrafos diferentes) la descripción minuciosa de cada protagonista. La idea es enlazar ese choque de caracteres en un único hilo.
Elaborar la sinopsis de nuestro libro es una tarea tan importante como elaborar el mismo contenido de la obra, requiere de nuestra dedicación y atención, pues fuimos nosotros, quienes lo escribimos y los que sabemos de qué se trata. Si bien no he publicado tantos como quisiera, sí he leído un montón, celebrados y sin fama. Mi consejo es tener presente que la información suministrada en ésta represente el corazón de la obra con minuciosa precisión.
También te puede interesar:

jueves, 22 de febrero de 2018

Bocaditos de novela: Cariño Cuánto te Odio

Hacía tiempo que no subrayaba tanto un ebook con partes que me gustan; éste, mi nuevo book crush, lo tengo casi todo con highlights y notas. Estoy enamorada de los personajes, la chica pone sonrisas en mi boca con cada ocurrencia y el chico tan misterioso, cerrado, caradura, cínico, celoso, manipulador, pero tan detallista y tierno a la vez me tiene loca de amor, y sus juegos de miradas, de palabras y cualquier tontería que se les ocurra mantiene la novela en constante dinámica. Es un chic-lit hilarante como no leía desde los tiempos de Tengo tu Número o Asking for Trouble, por lo que no pienso quedarme con el buen gusto sola, y aunque posiblemente no comprendan tanto este pasaje que voy a compartirles, justo de eso se trata, de eso, de sembrar la curiosidad por la lectura, auque ésta sea una de esas novelas más que comerciales, que no necesitan de mayor publicidad. De Sally Thorne, en inglés The Hating Game, este es un bocadito de Cariño Cuánto te Odio
¡Que tengan buen provecho literario!


Novelas similares
 

Más bocaditos de novela en la Página





domingo, 18 de febrero de 2018

Mi Lectura Indie: Febrero 2018

Dicen que en todo orden hay un caos.
Nuestro Caos es una de esas novelas que se me quedaron pendientes por leer el año pasado, ya sabes, uno se hace una lista de lectura y en el camino van apareciendo nuevas opciones que no sabes dónde acomodar y se quedan pendientes. Esta novela es uno de esos ejemplos, apareció con su bonita portada y su sinopsis interesante pero tenía mi itinerario copado y se quedó en espera. Pero todo tiene su momento y los libros no tienen tiempo ni fecha de caducidad, afortunadamente. Lo cierto es que me prometí darle una oportunidad y la oportunidad fue recientemente.
 
El argumento de la novela, juvenil o new adult, he ahí el dilema, está narrado en primera persona desde los puntos de vista de sus protagonistas: Simon y Vega, que si me dan a escoger me quedo con el de Simon (excepto en los últimos capítulos), me pareció un narrador más ameno y menos conflictivo aunque también tuviera sus demonios; con Vega no logré identificarme demasiado, pero me gustó esa decisión que su creadora dio al personaje, es una chica determinada, de fachada dura, pero que todos sabemos que de un momento a otro se va a quebrar. Me gustó que aunque se trata de una relación de dos jóvenes que se están conociendo tiene su background así que no es el clásico "amor a primera vista" que tanto se lee en la romántica y que a mí tan poco me gusta. La historia y relación se va desarrollando poco a poco y sin premuras. 

Sinopsis
Vega ha prometido a su difunto padre volver a Cold Springs para recuperar la relación interrumpida con su madre y conocer a su hermano, ahí se encuentra con Simon, un chico que tiene sus propios conflictos y que se cuestiona entre quedarse en la localidad o llevarse a su abuelo de vuelta a Nueva York. La situación se complica para ambos cuando empiezan a enamorarse y Vega a sentirse como en casa.

Frases destacadas:
La culpa es la mayor excusa que ha inventado el hombre para frenarse a la hora de hacer algo.
Dicen que en todo orden hay un caos.

Nuestro Caos es una novela de Sira Duque.

También puede interesarte:



Visita la Página Mi Lectua Indie, hay más recomendaciones.

sábado, 17 de febrero de 2018

Bocaditos de novela: Nuestro Caos

He estado leyendo la novela Nuestro Caos, de la autora Sira Duque, una historia juvenil o new adult, no termino de entenderlo, por ratos creo que los protagonistas tienen diecisiete años, por otros parecen adultos, aunque bueno, creo que de eso se trata un poco, de dos chicos que están creciendo y están trabajando en solucionar el caos de sus vidas, que viene a ampliarse cuando los mundos de ambos colisionan. 
Dicen que en todo caos hay un orden.
Como he hecho con otras lecturas en las que se ha destacado algún párrafo, les dejo dos pasajes que me parecieron bonitos, con la intención de llamar la atención de más lectores para la obra. ¡Que tengan buen provecho literario!


Similares
 

Más bocaditos de novela en la Página

lunes, 29 de enero de 2018

Austen Spin-Off



Hoy en día hacer secuelas, precuelas y Spin-Off de los libros y sus personajes es cosa corriente. Sean autopublicados o respaldados por una editorial, los autores ven en esto la posibilidad de mantener interesado en sus publicaciones al público que una primera vez les brindó la oportunidad de leerlos; por supuesto, es requisito indispensable, para que una segunda parte o una precuela funcione que el trabajo original esté medianamente bien escrito o por lo menos tenga un argumento que enganche.
 
Jane Austen, siempre estoy pensando en ella y en su valioso legado, escribió seis novelas, una más si contamos Lady Susan, varios relatos recopilados en su Juvenilia y algunos trabajos inconclusos como Sanditon y Los Watson, para algunos pudiera parecer poco en comparación con algunos escritores contemporáneos capaces de producir un trabajo literario mensual, pero para muchos es suficiente: nos da la excusa de leer y releer su obra infinitamente en lugar de acceder a material nuevo; sin embargo, existiendo los que ya existen, y valiéndome del argumento de que hoy en día las secuelas, precuelas y Spin-Off venden, me pregunto cómo habría sido si Jane escribiera en nuestro tiempo; ¿habría escrito, como sugiere Deirdre Le Faye, en su libro Jane Austen TheWorld Of Her Novels, la precuela de Persuasión?, o abrumada por la solicitud del público ¿habría intentado una secuela de Orgullo y Prejuicio
 

En la actualidad libros relacionados a este tema existen. Autores contemporáneos se han dado el trabajo de adaptar y continuar algunas de las obras de Jane Austen, tales son los casos de Marie-Laure Sébire, que continuó Orgullo y Prejuicio con su novela Gente de Pemberley, una obra muy aceptada por el público de Jane; Death Comes to Pemberley, de la autora P.D. James, también sigue la acción de la novela más importante de Jane, pero esta vez en la solución de un asesinato; recientemente he leído Agonía y Esperanza, una adaptación contemporánea de Persuasión, escrita por el autor español Fernando García Pañeda, que me gustó muchísimo y que se amolda muy bien al lenguaje y maneras Austenianas, te hace sentir como si estuvieras leyendo a la mismísima Jane Austen, sin que el autor pierda su propia voz; y así como éstas muchas adaptaciones y continuaciones más que desconozco y posiblemente no me atrevería a leer.
 

Sin embargo, y a lo que vengo en este artículo, aunque muchos de estos autores contemporáneos han sentido la curiosidad y la necesidad de continuar, adaptar o modernizar tampoco olvidemos que para siempre tendremos Pride and Prejudice and Zombieslos trabajos de Jane, jamás sabremos qué habría hecho la propia autora con sus publicaciones si fuera una escritora de este siglo, ¿se habría mantenido fiel a sus principios producido una obra independiente de la otra o habría entrado en la moda de las continuaciones?

Posiblemente, si Jane escribiera en este siglo le habría dado un poco más de chispa a algunas de sus novelas como Sensatez y Sensibilidad o Mansfield Park nunca sabré qué hacer con Edmund, pero si me preguntan a mí me habría gustado que algunos personajes secundarios-antagónicos de sus novelas recibieran su propio Spin-Off más que una precuela de Persuasión o una secuela de Orgullo y Prejuicio.
 

Hay personajes secundarios de la novela de Jane que aunque son antagónicos destacaron por su ingenio y maneras, sin embargo, al ser Jane una perseguidora del happy ending y de la justicia social, muchos de ellos, sin embargo, sufrieron un desenlace injusto; especialmente porque no eran villanos precisamente, todos sabemos que en la obra de Jane no hay villanos decretados sino gente real, ni buenos ni malos, pero con mucha creatividad. Es por esto que si se tuviera la oportunidad estaría enteramente a favor de rehacer algunas historias y que algunos de estos personajes tuvieran sus propios Spin-Off, como por ejemplo, y si has leído antes este blog sabrás mi debilidad por él, uno de mis Austen favoritos y no es Darcy: el de Henry Crawford

Henry Crawford es el mujeriego entre todos los mujeriegos de las novelas de Jane Austen, es descarado que se enamora de una de las heroínas menos favoritas de los lectores de Jane, Fanny Price, de la novela Mansfield Park, que a su vez estaba enamorada desde toda la vida de su primo Edmund. Otra vez Jane defendiendo la constancia de sentimientos como en todas sus novelas, pero ¿dónde queda la llama de la pasión faltante entre los protagonistas teniendo delante un hombre apasionado como Henry C.? El desenlace de Henry Crawford en la novela es uno de los más injustos si me preguntan, sin la mujer que ama y en convivencia con una con la que se conforma. De suceder me gustaría leer una novela en la que Henry sufra otro poquito más, que le cueste el amor de la heroína pero que termine siendo “el héroe de ese romance antiguo”, como se dice de él en la novela.

Recientemente he estado releyendo Northanger Abbey donde me he reencontrado con otro personaje masculino de esos que la hacen a una suspirar… y no es precisamente Henry Tilney sino su hermano, el capitán Frederick Tilney.
 

Además de los líos económicos que supone las nupcias con James Morland, es en mi caso perfectamente comprensible que Isabella Thorpe hubiera reconducido sus sentimientos del hermano de Catherine a los del capitán Tilney pues cómo ser indiferente ante un chico apuesto que con elegancia la persigue y se dirige a una sin decoro alguno.
Como siempre vigilada, ¿eh? Cuando no es por delegación, lo es personalmente
¡Qué tontería!! replicó Isabella, también a media voz.  ¿Por qué insinúa tales cosas? Si yo tuviera confianza  en usted, con lo independiente que soy de espíritu
Me conformaría con que lo fuese de corazón...

Como ven no es difícil caer rendida a sus pies. Me habría gustado leer algo aparte de él, una novela en la que, como Henry C., se enamorara perdidamente de una chica que le hiciera sufrir mucho pero que terminara correspondiera al final. Sí, sí, también me gustan los happy ending..

Pero no solamente hay antagónicos masculinos con los que me he sentido inconforme, el destino de Jane Fairfax en Emma, por ejemplo, es de los más injustos. Creo que a nadie le habría gustado quedarse con Frank Churchill. Además, en Emma, el romance entre Harriet Smith y Robert Martin podría ser de interés para algunos lectores. 
En Orgullo y Prejuicio, la novela más aclamada de Jane Austen, tenemos a Charlotte Lucas, con cuyo destino nadie se quedó conforme, pero aquí les tengo una buena noticia, la lectora de Jane Austen y autora americana Jennifer Becton ha adaptado tres novelas sobre personajes secundarios de esta novela: Caroline Bingley, Charlotte Collins y Mary Bennet. Particularmente he leído Charlotte Collins pues es Charlotte Lucas es uno de los personajes más queridos para mí de la novela, a la que la señorita Becton le da esa justicia que se queda vacía en la novela de Jane.

Por su parte la autora inglesa Lynn Shepherd terminó con Fanny en su versión de Mansfield Park, Murder in Mansfield Park, e hizo de Mary Crawford la heroína. 
 

Otra historia que se escapa y que tal vez sería interesante de leer habría sido la que surge entre Louisa Mussgrove y el capitán Benwick en la novela Persuasión.

Y creo que a todos nos gustaría ver reunidos a Willoughby y a Marianne en el transcurso del tiempo.

Aclaro que muchas de estas novelas, precuelas, secuelas y Spin-Off ya existen pero ninguno narrado por su creadora, Jane Austen, que es de lo que se trata este artículo. Así como estos han sido mis personajes favoritos posiblemente hay más u otras historias secundarias que merecerían ser exploradas por la autora, que en su tiempo no era común lanzar novelas con la intención de vender más con otras partes aun cuando eran lanzadas por volúmenes, sin embargo la modernidad lo va consumiendo a uno y termina adaptándose. De esta forma, qué creen ustedes, si Jane Austen escribiera en el siglo XXI, se incluiría en esta vorágine de mercadeo literario que tenemos hoy en día?

También te puede interesar