miércoles, 31 de diciembre de 2014

Lo Mejor de Año (2014)

Ha sido un año de dificultades, alegrías, tristezas y pérdidas (lamentablemente), pero de todo esto, rescataré lo mejor.

Au revoir, 2014...

Orgullo y Prejuicio, 200 Años de un Clásico
Una de las razones por las que me animé a regresar con esta entrada fue este motivo, mi querida @salonjaneausten (en Twitter), junto con un grupo de selectísima gente, se propusieron la laboriosa tarea de recopilar en un e-book, los ensayos compuestos por admiradores de Jane Austen sobre su obra más importante, Orgullo y Prejuicio, que el año pasado estuvo de aniversario. El e-book puede descargarse gratuitamente en el blog Hablando de Jane y en El Sitio de Jane. Son trabajos elaborados con el corazón pensando en Lizzy, Darcy y Austen.


Mansfield Park
Continuando con Jane Austen, éste año su mundo y todos sus simpatizantes celebramos el aniversario de otra de sus obras, Mansfield Park. Fanny Price y toda la ganga cumplieron doscientos años y, por supuesto, nosotros, admiradores de su trabajo, festejamos releyendo esta novela y mirando otra vez las adaptaciones al cine. En mi caso tuve un especial hallazgo porque había visto la versión de 2007 pero no sabía que existía una película de 1999. Esta versión me gustó mucho porque, a pesar de que se toma algunas libertades, arregla algunas cosas con las que siempre he tenido problemas cuando leo el libro, Fanny, por ejemplo, no es tan sumisa como la verdadera sino más parecida a Lizzy Bennet y Edmund, a quien nunca he encontrado atractivo, es adorable. ¡Y Fanny por una vez acepta a Henry Crawford!


Emma Approved
Iniciando el año me sentí muy triste por la inevitable pérdida de mi perrito mayor. Fue esa noche del 28 de enero cuando me encontré en youtube, por mera casualidad, con algo que me sacaría muchas sonrisas: Emma Approved.

Emma Approved es una producción de Pemberley Digital (los mismos del Diario de Lizzie Bennet), un video blog basado en la novela de Jane Austen, Emma, narrado por Emma Woodhouse, sobre su día a día como matchmaker, protagonizada Joanna Sotomura y Brent Bailey en los papeles de Emma y Alex Knightley.
Amé esta adorable serie, vi cada capítulo y reí y lloré con Emma. Logró lo que lastimosamente no logró El Diario de Lizzie, que no me enganchó, y tiene el plus es que Alex Knightley aparece desde el primer episodio.

Lecturas
Siempre, a pesar de que hago mi recuento de lecturas en mi primer blog, Cine, Libros y Jane Austen, acá, en el resumen de todo el año,  me gusta resaltar lo que más me gustó leer, y parece que Jane Austen se lo llevó todo con Sanditon y The Watsons

No obstante, quiero resaltar que a inicio del año leí la novela de Nicolas Barreau, La Sonrisa de las Mujeres, que iluminó mi vida, así como más adelante, como reanimador de espíritu después de la partida de mi querida perrita Roma, I´ve Got Your Number, de Sophie Kinsella, fueron dos adorables lecturas, parte de lo mejor del año para mí.

Tv
Además de Hart of Dixie, que continúa iluminando mi vida, aunque lastimosamente ésta será su última temporada, el show de tv que me mantuvo inquieta, enganchada y pegadísima fue Outlander, de la cadena Starz, basada en la novela de Diana Gabaldon. Claire, Jaime y toda la pandilla me mantuvieron semana a semana interesada en lo que sucedería después, al punto de hacerme descargar el e-book... pero el libro es otra historia. 

Outlander, una de las series que espero seguir en 2015.

Cine
Ya sé que debería estar citando acá la película que fue mi número uno del año, la más parecida a mí, y la que me iluminó desde su inicio, Begin Again, pero quiero mencionar, en especial porque impresionó con su argumento y giros inesperados, Gone Girl, basada en la novela de Gillian Flynn. Me gustó mucho la película, que es de las pocas, de todas estas películas que estarán llamando la atención durante la temporada de premios, que tuve oportunidad de ver. 
Para aquellos que disfrutan de los thrillers de suspenso con finales inesperados. 


Hottie of the Year
Algo nuevo en este recuento, y que dejo asentado para que se entienda que es mi total favorito aunque no sea Cullen, Peeta, o el mismísimo Grey, el Hottie del año no es otro que... Theo James.

 Si lo viste en Divergente me comprenderás.

Álbum del Año
Y tuvimos que esperar que Taylor Swift tuviera ese tórrido romance con Harry Styles y se enemistara con Katy Perry para que definiera pasarse al Pop. No es, no obstante, de acuerdo a mis gustos, mi álbum favorito; hasta ahora me gustó más Red; sin embargo 1989 es el mejor álbum que escuché este año, además de Night Visions, de Imagine Dragons, o Halcyon Days, de Ellie Goulding, que son los dos de 2013 aunque yo los escuchara en 2014. :-P

 
Autoregalos
Y, bueno, como una de esos momentos inesperados, después que yo misma asegura que no tendría otra mascota en mucho tiempo, a menos que apareciera un perrito con el que tuviera conexión, bueno pues, así, eso fue lo que pasó con mi querida Chloe, mi regalo de Navidad en octubre.

Elmo y Roma
Nunca imaginé, el fin de año pasado que cuando daba mi último abrazo de fin de año a mi perrito mayor, Elmo, que sabía que próximamente pondría a dormir por su delicado estado de salud, estaba dando también mi último abrazo a mi perrita bella, a mi muchachita, a mi niña querida y adorada Roma, una belleza de perrita, pero así fue y todavía lo lamento porque no esperé que partiera tan pronto cuando todavía éramos tan felices una con la otra, aunque, obviamente, su felicidad no era tan parecida a la mía porque estaba muy enferma y yo no lo sabía. Supongo que es la ley de la vida y que algún día nos reencontraremos los tres nuevamente y será precioso.



That´s a wrap, 2014. Esperando que 2015 sea de mucha salud, noticias buenas y eventos maravillosos para todos.

¡Salud!
M.


 

martes, 16 de diciembre de 2014

El Lado Obscuro de Jane Austen

He estado paso a paso, en mi corto tiempo libre, escribiendo mi entrada sobre los libros que leí durante el año, un artículo que acostumbro hacer cada fin de año desde que inicié mi blog Cine, Libros y Jane Austen. Entre los libros que leí estuvo, como lectura obligada, por la celebración de sus doscientos años, Mansfield Park, de Jane Austen; mientras iba redactando mi apreciación de la relectura pensé que tal vez, por donde iba, había algo más que decir, una vertiente distinta del resumen que quería contar; entonces se me ocurrió hacer una entrada aparte, aprovechando el tributo, que todavía es 2014, que MP aún tiene 200 años y que Jane está de aniversario.

Mansfield Park, he leído muchas opiniones en Twitter, blogs y medios parecidos que es la obra más obscura de Jane Austen, pero, ¿por qué?; ¿qué hace pensar a estos expertos (o aficionados como yo) que sea ésta su obra más obscura?, ¿qué la califica de obscura? Tal vez yo también piense que es su obra más sombría y quizá tenga el argumento.
El lector de Austen está acostumbrado a novelas como Orgullo y Prejuicio, Persuasión o Sensatez y Sensibilidad, que son sus novelas rosas, románticas hasta el suspiro; así como Emma y Northanger Abbey. Emma es una joya, una obra maestra, en mi opinión, y NA es la novela que menos me gusta del repertorio, la leí por obligación, porque no podía dejar una novela Austen sin leer y me empujé a terminarla, pero poco recuerdo de qué trata; Mansfield Park, sin embargo, cuenta una historia distinta.
Empezando por que Fanny Price es la Cenicienta entre todas, la más desgraciada de sus heroinas, ni Marianne ni Elinor sufrieron tantas penurias económicas como Fanny, claro que a los diez años es trasladada a la opulencia de Mansfield Park donde se encuentra con unos parientes muy singulares, desde los tíos Bertram a la tía Norris a Maria y Julia, que no son muy afectuosos y la hacen a menos resaltando su inferioridad de cuna, pero es Edmund, su primo, quien la acoge como a una hermana, se gana su confianza y se convierte en su amigo.
Y luego Fanny se enamora de Edmund. ¡Oy!
No me extraña que Austen hubiera hecho de estos sus protagonistas menos atractivos, si se han criado como hermanos, qué tipo de chispas, de flama, podían resultar de esa relación; probablemente la misma Austen estaba tan aburrida de sus personajes que al final se conforma con decirnos que un día Edmund se dio cuenta que Fanny siempre había estado allí con él y que sería una buena esposa.¡Qué injusticia para el lector! De todas maneras, no creo que nadie imaginara a Edmund declarándose fervientemente a Fanny; lo que me lleva a cuestionarme, será éste el argumento que hace a esta novela merecedora de tan marcada opinión: "la novela más oscura de Jane Austen". Na, no lo creo, probablemente Austen estaba mofándose de los matrimonios arreglados entre primos en primer grado de su época o de las mujeres que se casaban con el clérigo de la parroquia .
Lo que realmente me parece a mí escandaloso y obscuro es la fuga de Maria Rushworth con Henry Crawford, pero, ¿por qué?
Imagen obtenida de blog Thinking with Jane
Haciendo un recuento por las novelas Austen, ya Lydia Bennet, en Orgullo y Prejuicio, se había fugado con Wickham antes de que Maria se fugara con Henry, en MP; y estoy segura de que si Willoughby (S&S) se lo hubiera propuesto a Marianne, ésta, por lo menos, se lo hubiera pensado; pero la ventaja de la fuga de Lydia, de la que carece la de Maria Rushworth, es que Lydia estaba soltera mientras Maria no. Escandaloso, obscuro. Además, tenemos el hecho de que Henry Crawford había estado seduciendo y se mostraba bastante enamorado de Fanny cuando repentinamente se fugó con Maria. ¡Qué desastre! 
Pensemos un momento el escandalo de la época de una familia de la alta sociedad en la que una hija casada se fuga con un mujeriego, el cotilleo, la mancha que sobre los parientes de la muchacha en cuestión cae, en la que el destierro de la hija casada suele ser la normal solución a los problemas, como en efecto pasa con Maria al término de la novela, con lo que se pretende salvar la reputación de los restantes; además de esto, la actuación de Julia, quien, motivada por la conducta de su hermana, también se fuga con Mr Yates, amigo de Tom Bertram. Todo esto es para mí más que obscuro, escandaloso y polémico, una familia en desgracia en la que Fanny, la chica de familia humilde, termina triunfante por mantener la moral y el buen juicio en cada circunstancia.
Estoy casi segura de que la infidelidad de Maria Rushworth, antes Maria Bertram, es una de las razones por las que Mansfield Park es considerada la novela más obscura de Austen, si es que hubiera obscuridad en alguna; ¿qué opinas tú?

Mansfield Park 1814-
Felicidades, Jane Austen en tus 239 años :)

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Chloe

Ya sé que en vez de Chloe, esta entrada debió llamarse Roma, pero de alguna manera Chloe ha servido para rememorar a Roma (y a Elmo), por lo que, en el fondo, lo que voy a escribir terminará teniendo un poquito de cada uno.
Antes quise escribir un homenaje a mi querida Roma pero me sentía tan dolida -aún me siento muy dolida por su partida-, que pensé que lo que fuera que escribiera terminaría siendo muy triste. Pero ahora tengo a Chloe, esta pintoresca, traviesa y llena de vida Chloe, mi nueva golden retriever, mi nueva hija, que nos ha servido a todos en la familia para recordar esos pequeños momentos de los dos caninos perdidos.
 
Roma y Elmo
Tal vez demasiado pronto me encontré con esta chiquilla que se levantó en dos patitas como implorándome que la llevara conmigo, era la más pequeña de la camada y la que parecía más dócil entre todos sus hermanos, mas terminó siendo toda una traviesa hiperactiva. Cuando la veo correr animosa, indetenible, es como si viera nuevamente a la cachorra Roma corriendo alrededor de la mesa del comedor para terminar revolcándose en su propia agua, cuando se sacude con sus juguetes, o los trae para que lo halemos cada una por el otro extremo, es como si viera otra vez al pequeño Elmo, el caballero de la familia. A menudo, cuando Chloe hace alguna travesura o viene con algo de su propia personalidad, nos sirve a todos de tema de conversación sobre los otros dos. 
Elmo siempre será el perro caballero, el primogénito, el perro ejemplar, que logró acompañarnos durante quince años. Roma siempre tendrá una gran parte de mi corazón, mi primera hija, mi niña bella, mi pequeña, la nené de la casa, mi consentida, mi perrita obediente, mi nadadora y mi glotona a la que extraño todos los días. 
Chloe es vivir.

martes, 14 de octubre de 2014

Si Jane Austen despertara de un largo y profundo sueño

Creo que el sueño de cualquier Austenita-Janeite sería que Jane Austen pudiera vivir en este siglo para leer sus próximos proyectos, verla atendiendo a BookCon o ComicCon, asistiendo a las premieres de sus libros adaptados al cine o la televisión, leer sus tweets o hacer like a sus fotos en instagram; pero todos sabemos que esto es una gran utopía. 
Imagen de Blog Jane Austen Today
Sin embargo, y ésta es una pregunta que me he hecho desde que empecé a leer sus trabajos, qué sería si Jane Austen despertara de un largo y profundo sueño, cómo se adaptaría a esta nueva sociedad.
Los libros de Jane Austen se caracterizan porque sus persojanes femeninos actúan, generalmente, mediante ciertos hábitos, todas sienten cierto interés por hacer largas caminatas, saben dibujar, les gusta leer, hablan francés, tocan el piano o el arpa y hacen bordado; muchos de estos son poco dominados por nosotras en la actualidad, yo misma tengo costumbre de dos de estos. En su círculo, una mujer era bien considerada si tenía dominio de lo antes descrito pero hoy, ¿quién dibuja, toca el arpa o sabe bordar como parte de sus conocimientos integrales? Sus caballeros se distinguían por ser muy educados, inteligentes, con grandes destrezas para los negocios y las mejores cartas escritas. Hmm, tal vez a Miss Jane no le gustará en lo que nos hemos convertido.
La rutina, el trabajo y la modernidad nos ha vuelto perezosos, ya no damos largas caminatas sino utilizamos el auto como medio único de transporte; para el ejercicio tenemos los gimnasios, el spinning, la caminadora y las pesas; y para la "juventud" el bótox y la cirugía plástica; ya nadie se escribe cartas de puño y letra, todo se resuelve vía correo electrónico; no es necesario saber tocar el arpa o el piano para amenizar las reuniones porque hoy tenemos el ipod, el ipad o mp3 en los teléfonos inteligentes; y los libros están casi todos en formato ebook.
Cuánto habría servido a Jane, en su época, una aplicación de Kindle ebook, haber tenido acceso a KDP. Jane, que esperó mucho tiempo para ver sus trabajos publicados, con esta maravilla del Kindle Direct Publishing, hoy, tal vez, tendríamos muchísimas más de sus obras y tal vez habría terminado y publicado Sanditon o The Watsons.
Hoy es un poco más fácil para los nuevos autores publicar sus obras gracias a estas facilidades. Muchos han comenzado de manera independiente y luego los libros han llamado la atención de las grandes editoriales. No era así en la época de Jane Austen, quien se atrevió a publicar bajo el seudónimo By a Lady, en un tiempo en el que ser mujer y tener una mente independiente era censurable. Actualemente muchas mujeres exitosas escriben; algunas, inspiradas en la mismísima Jane Austen, han obtenido reconocimiento con obras como Austenland y The Jane Austen Book Club.  
A Jane le gustaba el teatro, el teatro forma parte del escenario en dos de sus novelas: Mansfield Park y Persuasión; pero qué pensaría del teatro en la actualidad, ¿qué opinaría del cine y de sus obras adaptadas a este formato?; ¿qué opinaría de Colin Firth y Ciarán Hinds? ¿Qué habría sentido al ver la genialidad de Emma Approved y The Lizzie Bennet Diaries? ¿Qué escribiría en la actualidad?, ¿de un grupo de hermanas que conocen a un par de millonarios en un gimnasio?, ¿de una pareja que aunque se quiso hace muchos años se reconectan vía SMS?
No sé que escribiría Jane Austen en la modernidad, seguramente algo que retratara muy bien su nueva sociedad; lo que sí sé es que una gran sorpresa se llevaría si despertara de un largo y profundo sueño.
 

lunes, 21 de julio de 2014

TJABC, The Ultimate Rom-Com

 All Jane Austen, all the time!
Esta mañana encontré en la tv una de mis películas favoritas de todos los tiempos, The Jane Austen Book Club, y me pareció una linda manera de iniciar la semana. 

Siempre me sorprendo cuando cambio de canal y encuentro por allí esta maravilla de película. Mi historia con The Jane Austen Book Club es igual, o parecida -supongo-, a la de cualquier otra Austenita inquieta por el tema Jane Austen y todo lo que gire a su alrededor; sin embargo, no todas -tal vez-, sean tan aficionadas a las comedias románticas. Yo las amo. Y siendo, TJABC, una película que combina todos mis temas predilectos, el romance y a Jane, significa mucho más.

No es que se necesite ser erudito para comprender esta película, pero la trama es más significativa para aquellos que alguna vez hubiéramos leído las novelas de Jane Austen; lo que me lleva a pensar: ¿qué la hace tan interesante para el resto del mundo que desconoce completamente el trabajo de Jane, que no siente esa afinidad por Austen? ¿Qué la hace tan popular? 
No soy una experta en el tema pero creo saberlo:
Como primer punto me gustaría argumentar que Jane se está volviendo parte del pop culture. Durante mi adolescencia no tuve idea de quién era Jane Austen, solo sé que vi Clueless y me encantó, y que luego vi Emma y creí que había copiado Clueless. ¡Vaya cerebro el mío! Pero cada vez hay más trabajos de Austen llevados al cine, como Sense and Sensibility y la más popular de todas, que también me sorprende y me hace sentir orgullosa lo mucho que la transmiten, Orgullo y Prejuicio; lo que me lleva a asegurar que Jane Austen forma parte de la globalización. Sí, Jane Austen, un fenómeno global.

También, a pesar de que mucha gente desconoce el trabajo de la autora, algunos nos hemos obsesionado por su obra y otros conocen algo a través del cine; esta película es tan fresca; inteligente; bien dirigida; excelentemente actuada; el guión bien adaptado; las situaciones, cotidianas; los personajes tan normales como nosotros mismos; que es realmente fácil identificarse con el argumento. Y aun cuando el tema sea un club de lectura centrado en las novelas de Jane Austen, hay mucho más en esta historia: romance, amistad y hasta un hombre leyendo a Austen. Para los aficionados a la autora inglesa, es como ver sus novelas adaptadas a la modernidad, lo que es maravilloso.

La película The Jane Austen Book Club está basada en el libro de Karen Joy Fowler.  

domingo, 1 de junio de 2014

Henry Crawford

Henry es como el héroe de un romance antiguo.
Todavía no comprendo qué movió a Jane Austen cuando dio ese destino desafortunado a uno de los personajes más ricos (y no me refiero al dinero) y encantadores compuestos por ella misma, Henry Crawford.

Henry Crawford es el antagónico de Edmund Bertram en la novela de Jane Austen, Mansfield Park, que este julio cumple doscientos años desde su primera publicación, en 1814. Crawford es, en mi opinión, el verdadero protagonista de la novela, es quien logra ese acto heroico, a la Darcy, en Mansfield Park; es quien consigue, con su influencia, el puesto de teniente a William, el hermano de Fanny; es quien se enamora de ella, la pretende y la solicita en matrimonio; pero, ¡ah!, el gran "pero", como en toda novela Austen, hay una declaración y un rechazo de la protagonista a ése de quien no está enamorada. Y este infortunio le tocó a Henry Crawford.
¿Por qué, Jane? ¿Por qué?
¿Por qué no hizo que Fanny le correspondiera después de todos los cambios de conducta operados en él?
¡Ah!, ya sé..., claro, porque aunque reúna todas las perfecciones del mundo, no debería dejarse sentado como indudable que un hombre tiene que ser aceptado por todas las mujeres que a él se le ocurra querer
¡Rayos, Jane! Henry Crawford es realmente perfecto, aun cuando se supone que no es tan alto ni tan guapo como Edmund. Tiene un encanto natural, sus maneras, su inteligencia, su picardía, su manera de leer, de dirigirse y preocuparse por Fanny, son adorables, pero siempre termina enredándose nuevamente con Maria Bertram... quiero decir, Rushworth.
¡Nunca lo entenderé!
¿Qué fue lo que Jane intentó decirnos a través de Henry Crawford?, ¿que los rompecorazones, los hombres inestables de sentimientos, no son capaces de cambiar por el verdadero amor? ¿Fue esto lo que intentó dejarnos entrever? ¿Cómo pensaba Jane que Henry guardaría fidelidad a Fanny cuando Fanny estaba tan resuelta a no aceptarle? De alguna manera su conducta, en este tiempo parece justificable, pero en aquel entonces constituía una gran censura el escándalo que terminan protagonizando Henry y Maria. Es, adicionalmente, para el lector, una seria crueldad, que Maria, la antítesis de Fanny, termine quedándose, a pesar de lo caprichosa que es, con el que siempre anheló quedarse. Hubiera sido mejor ejemplo para la sociedad que una muchacha como Fanny terminara conquistando, realmente, al tipo más conquistable.
Pero, supongo que no era la naturaleza de Fanny adjudicarse este tipo de conquistas; le importaba un bledo.
En mi final alternativo de Mansfield Park, Fanny se da cuenta de que tiene sentimientos por Henry. Cuando Henry se reencuentra con Maria Rushworth la desdeña por completo porque sabe que está perdidamente enamorado de Fanny. Fanny se olvida de Edmund y es feliz para siempre en Everingham.

domingo, 4 de mayo de 2014

Something Borrowed

¿Por qué me gusta tanto la película Something Borrowed?

Something Borrowed es, para mí, la última de las comedias románticas. Me encanta ver esta película porque me emociona, a pesar de la falta de química que pudiera existir entre sus protagonistas; sin embargo esto no me importa pues disfruto mucho el argumento.
Something Borrowed es una película romántica del año 2011, basada en la novela de Emily Giffin, que trata el romance entre la Dama de Honor, y mejor amiga de la novia, con el prometido de ésta. 
Cómo puede gustarme algo así, ¿cierto?; algo que moralmente está mal.
Pues no es muy difícil responder esta pregunta, después de todo, el argumento de la película no es otra cosa que una historia de reencuentros; y yo amo las historias sobre reencuentros de viejos amores.
Sucede que Rachel (Ginnifer Goodwin) ha estado enamorada de Dex (Colin Egglesfield) desde que estudiaban juntos en la universidad, y por alguna razón, en vez de haber sido ella quien terminara comprometida con él, fue su mejor amiga, Darcy (Kate Hudson), quien consigue enamorarlo hasta el punto del compromiso. El día que Rachel cumple su treinta cumpleaños, entre tragos, le confiesa a Dex que se sentía enamorada de él cuando eran compañeros de clases, a esta confesión la sucede un beso y luego  pasan la noche juntos, la mejor amiga de la novia y el novio; vaya caos, ¿no?

 No es difícil imaginar cómo la autora del libro, o quien hubiera adaptado el guión, consigue justificar que el expectador se sienta a favor de apoyar la relación entre los infieles, observablemente, Darcy no era tan buena amiga como se supone, pues, si prestamos atención, era obvio que Rachel se sentía atraída por su compañero de clases, lo que a Darcy le importa muy poco cuando empieza a coquetearle la misma noche que le conoce, en aquellos años de universidad; más adelante, se descubre que realmente Darcy era una pequeña egocéntrica y que verdaderamente no estaba enamorada de Dex.
En mi opinión, últimamente hay una falta, en el mundo del cine, de comedias románticas, mi género predilecto de películas. Sé, realmente lo sé, que la vida no es color de rosa, pero si pudiera elegir que así, como una Rom-Com, fuera el universo, rodeado de finales felices, sería mi elección perfecta; por lo tanto, Something Borrowed (Algo Prestado) es una de las últimas películas más fieles al género, y por eso me gusta tanto.

miércoles, 30 de abril de 2014

¿Orgullo o Prejuicio?



De vez en cuando me sorprendo cavilando, sin ninguna razón aparente, sobre mi novela favorita de todos los tiempos, Orgullo y Prejuicio, de Jane Austen. Así me encontré la otra mañana pensando en los pequeños, pero significativos, detalles de Darcy, en cómo observaba a Elizabeth para estudiarla cuando ésta todavía le creía el tipo más arrogante y orgulloso que había conocido. Y pensé en cómo ella le rechazaba cuando él, tan amablemente, le invitaba a bailar, en aquellos primeros encuentros de la novela, que son mis favoritos. El hilo de estas ideas me llevó a recordar que, en una oportunidad, mi hermana me cuestionó acerca de quién consideraba yo que representaba el Orgullo y quién el Prejuicio en la novela. Yo, sin pensármelo mucho, le contesté, “querida hermana, pues Darcy, definitivamente es el Orgullo, y Elizabeth, el Prejuicio”, pero después de mis últimas cavilaciones, tal vez definiera otra respuesta.

Al inicio de la novela se define a Darcy como un hombre orgulloso, que gana la poco pretenciosa suma de “diez mil libras al año”, que se creía superior a los demás, que no le gustaban los bailes públicos y que demostraba su insatisfacción por el ambiente que le rodeaba. Es sin duda un hombre distinguido, de aspecto agradable y de porte aristocrático, que atrajo la atención del público del baile en el que se presenta con sus amigos, Bingley, Caroline, y el señor y la señora Hurst. Darcy baila únicamente con sus amigas y no permite que le presenten a ninguna de las damas presentes, con lo que el público termina calificándolo del hombre más antipático y orgulloso del mundo; pero el punto crítico de la conducta de Darcy sucede cuando Bingley, su mejor amigo, le sugiere que invite a alguna de las chicas a bailar, como por ejemplo, la hermana de Jane Bennet, Elizabeth; a lo que Darcy repone que la mencionada señorita no es lo suficientemente atractiva para tentarlo.

Sabiendo esto, Lizzy, que alcanzó a escuchar el comentario, se forma la peor idea del caballero, iniciando así este juego de voluntades entre ambos; aunque, bajo mi percepción, en ese coqueteo, del lado de Darcy, había una ternura que el carácter dominante de Lizzy no le permitía exponer completamente.
En principio, Jane Austen llamó esta novela Primeras Impresiones precisamente porque ambos protagonistas se forman una idea equivocada del otro. Darcy, el tipo orgulloso, y Elizabeth, la chica cuya familia le ofende por su falta de educación, modales y conducta vulgar, exceptuando de esto sólo a Jane, cuya única falta era que la creía indiferente a las atenciones de su amigo Bingley; sin embargo, luego se redefinió el nombre de la obra como Orgullo y Prejuicio. ¿Pero quién realmente representa el Orgullo, y quién el Prejuicio?
Definitivamente ambos adjetivos aparecen en el desarrollo de la obra en uno u otro personaje. Al principio se define a Darcy como orgulloso pero también resulta prejuicioso porque descalificó a Lizzy por su aspecto. Lizzy, por su parte, le juzga únicamente por este motivo y evita conocer más de su carácter por los prejuicios que sobre él tiene, lo que, a su vez, la vuelve también una persona orgullosa. Más adelante, cuando Darcy no puede negar más los sentimientos que tiene por ella, se combinan el orgullo y el prejuicio al citar todos los factores que dominan su lado orgulloso para proponerle matrimonio a una mujer sobre cuya familia siente tantos prejuicios. 

Elizabeth, en mi opinión, es la que determina el prejuicio a lo largo de la novela porque es más recelosa (aunque esto pudiera interpretarse como orgullo) a reconocer la razón en Darcy, justamente por todas las erróneas ideas que tiene sembradas de él en su cabeza; no obstante, y esto se puede comprobar cuando al leer y releer su carta, las razones y motivos que movieron a Darcy para actuar del modo en que lo hizo, ella empieza a liberarse de aquellos prejuicios, a cambiar su opinión de él y a darle la razón, excepto en lo tocante a Jane, aun cuando puede ver que también ahí Darcy había acertado. Darcy no ofrecía su amistad tan a la ligera como Bingley, por esto se había dedicado a observarla (además de que le gustaba), reconocía que a ella misma le parecía que la actuación de su familia era bochornosa y sobre lo de Wickham no tenía nada qué opinar que no fuera todo a favor de Darcy. Su carácter, además, se había suavizado tanto que cuando volvió a verlo en Pemberley, en compañía de sus tíos, sus sentimientos sufrieron una metamorfosis, que incluso la llevaron a cuestionarse el que hubiera rechazado su propuesta de matrimonio. Claro, con un marido de diez mil libras al año y una propiedad como Pemberley, cualquiera se hubiera cuestionado la negativa.

Tal vez Jane no pretendía definir en un personaje o en otro el orgullo y el prejuicio, ¿tal vez el título de la obra se refiera únicamente a Darcy?, tal vez ambos adjetivos estén presente en ambos personajes sin que hubiera que determinarlo en alguno; lo que sí es cierto es que estos personajes, con sus perfecciones y sus faltas, serán ejemplo para otros autores y serán discutidos, queridos y respetados por millones y millones de lectores hasta el fin de los días.
¿Qué opinas tú?