miércoles, 1 de julio de 2015

La Heroína Austen



El otro día a mi hermana se le ocurrió preguntarnos, si tuviéramos la oportunidad de escoger, qué personaje de Jane Austen nos gustaría ser; antes de responder le devolví la pregunta y me dijo que si ella pudiera ser uno de estos famosos personajes, sería Emma, por considerarla más divertida.

Luego de su respuesta me quedé pensando más de la cuenta en lo mismo y empecé a recorrer los personajes de Jane Austen, imaginando cuál podía ser yo o a cuál me parecía más. De antemano, creo que siempre he tenido mi respuesta al respecto, pero, independientemente de esto, ¿son los que me gustaría ser?

Recorriendo, entonces, los grandes personajes femeninos de Jane Austen, me encontré con Elinor y Marianne Dashwood; Elinor, la sensatez, y Marianne, la sensibilidad, una muy comedida y la otra muy apasionada; entre las dos, creo que la mayoría de los lectores de Austen preferimos a Marianne -al menos yo la prefiero-, sin embargo, no es todavía mi personaje Austeniano favorito.


Paseé entonces por Mansfield Park, donde me encontré con una Fanny Price muy correcta pero exageradamente aburrida y a la que su antagónica le roba el espectáculo. La mayoría de los lectores preferimos a Mary Crawford como líder de novela que a Fanny, incluso, la autora Lynn Shepherd se reinventó una nueva versión de Mansfield Park en la que Mary es el personaje principal.
No puedo argumentar demasiado sobre Catherine Morland porque Northanger Abbey no es mi novela Austen, apenas sé que pasa ahí, pero, según recuerdo, es una chica fantasiosa a la que le gusta leer novelas góticas.
(Si me he equivocado, pido disculpas).
Imagen de http://pasaii.com/northanger-abbey-200-dvd-review/
Y, pues, bueno, nadie quiere ser la caprichosa Emma (excepto mi hermana) y todo el mundo sueña con ser Elizabeth Bennet para quedarse con Mr Darcy.
Pero, entre todo el abanico de heroínas de Jane Austen hay dos personajes que son mis favoritos: Jane Fairfax, la archirrival de Emma, y Anne Elliot, la protagonista de Persuasión.

Me encanta la manera cómo Jane (Austen) va desarrollando el personaje de Jane Fairfax, Fairfax es lo que comúnmente uno conocería como la protagonista de una novela: es inteligente, bien educada, tiene el afecto de todo el vecindario, y, al mejor estilo de Jane Eyre, Lizzy Bennet o Marianne D., no tiene la dote de la que goza Emma, lo que la hace vulnerable a su entorno. Me angustia la manera en que la trata Frank Churchill en el desarrollo de la novela Emma y me encanta cuando en la mitad del triángulo que conforma con la protagonista, define tomar las riendas de su vida, ser independiente, dedicarse a ser institutriz y a poner una barrera entre ella, Frank y Emma.
Lo que más admiro de Jane Fairfax es su paciencia y buena disposición para aceptar lo que la vida le ha deparado, incluyendo esto un compromiso de largo plazo y a Frank Churchill, de quien, por alguna extraña razón, se enamora.
Aunque en una parte de la novela Emma, George Knightley explica que jamás se habría casado con una mujer de carácter sumiso, alguien que no expresa sus emociones, como Jane Fairfax, creo que Jane Fairfax habría sido una bonita pareja para Mr Knightley, a pesar de que, por supuesto, todos queremos que Emma se quede con él después de que recibir el debido escarmiento a toda sus sandeces.
De alguna manera, esa paciencia y buena disposición para aceptar cómo viene la vida, tienen en común Jane Fairfax y Anne Elliot, nuestra protagonista de Persuasión.

Anne es el ejemplo de lo que una chica debe ser (en mi opinión), es desinteresada, se sacrifica y siempre pone los intereses de los demás antes que los de ella misma, siendo capaz de mantener sus sentimientos ocultos por el capitán Wentworth y verlo enredado con Louisa Musgrove.
Lo que más admiro de Anne es la constancia de sus sentimientos, ella no desespera, a sus veintiocho años y una supuesta belleza apenas perceptible, ante el matrimonio, y prefiere la soledad a casarse con otro distinto al capitán Wentworth.
En cuanto a qué personajes creo que que me parezco, sonará petulante, sí, pero mi extrema independencia me hace, supongo, parecida a Elizabeth Bennet (aquélla a quien todas aspiran parecerse), con mis juicios propios sobre cada cosa, situación, personajes, etcétera, etcétera; sin embargo, también creo que me parezco todavía un poquito más a Charlotte Lucas, la racional y la antiromántica de Orgullo y Prejuicio. Algo contradictorio pero sí, creo que en muchas situaciones y muchas decisiones de mi vida he actuado como una Charlotte Lucas y no como una Lizzy Bennet y en algunas circunstancias, arrepentida de no haber sido un poco más similar a Anne Elliot o a Jane Fairfax.
Ahora, tú, ¿qué personaje Austen escoges?
 

 

2 comentarios:

  1. Elizabeth, aunque tenga al tipo perfecto que todas deseamos, no es la protagonista ideal, nunca me gusto como se refería a su familia y los que estaban a su alrededor. Es bueno ser critico, pero también recordar que todos somos seres humanos y pues refleja un poco mas de nobleza no ser tan duro con los demás. Aunque si me gusto su firme independencia y como siempre es fiel a si misma y a sus sentimientos(lo que demostró al rechazar a sr. Collins y a Darcy la primera vez). Supongo que es como los seres humanos, no somos perfectos.

    Ummh.. No se a quien me parecería, creo que a todas un poco... Puedo tener la sensatez y fría cabeza de Elinor, junto al amor por la poesía y la intensidad de Marianne. Aveces suelo ser tan ingenua como Catherine o adoptar la actitud irreverente de Elizabeth. Annie y Fannie tal vez reflejen las partes que menos me gustan de mi.


    Me gustan tus entradas :)
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus comentarios :).
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar